h1

Phuket y Ko Phi Phi…landia

diciembre 1, 2009

Nuestra llegada vía aire al aeropuerto de Phuket fue toda una experiencia, divisamos un puñado de islas desiertas desde el avión, el cual iba propulsado con 2 hélices, para nuestro asombro y congoja. Pero al finalizar el vuelo, nos percatamos que había sido uno de los vuelos más tranquilos y suaves que habíamos tenido jamás. Mi amigo Gerardo me dijo una vez que los vuelos a hélices para trayectos cortos eran más seguro que los que estamos acostumbrados a reacción. (Esa frase se la repetí a Fran una docena de veces para tranquilizarnos mutuamente). Finalmente tenía razón Gerardo, un vuelo de 10.

Nos alojamos en el pueblo de Phuket (Phuket Town), por cierto en un Hotel bastante bueno, o al menos lo fue. Me explico; el hotel parecía que antaño tuvo sus momentos de gloria, con salones de exposiciones, salas de prensa, gimnasio…pero que en algún momento de la historia, o el Tsunami del 2004 se llevó todas las estrellas de golpe. Para llegar al ascensor teníamos que atravesar un pasillo donde una mujer de unos 1000 años de edad albergaba diversos artículos para la venta. No entendíamos muy bien que hacía, porque el hotel parecía fantasma, nadie le compraba jamás. Pero ella ahí estaba, sentada en el suelo durante 26 horas al día viendo la televisión. Hubo un momento en que casi le compramos algo, pero lo decidimos ya en la habitación, y el solo hecho de atravesar los pasillos de ese hotel sacado de una secuela de Silent Hill a las 12 de la noche … simplemente optamos que teníamos de todo, y no queríamos gastar más dinero. Aún con todo, el hotel era bastante completito para los 5 euros que costaba.

La isla de Phuket es tan grande que cansa. Gracias a una moto alquilada nos recorrimos los más distantes puntos de su geografía. Visitamos como media docena de playas, muy bonitas por cierto, pero nada que envidiar a las arenosas y doradas playas gaditanas. Tras pasar allí 4 días, hicimos la maleta nuevamente, y cogimos el ferry de las 11 con destino las increíbles playas de la isla de Ko Phi Phi.

Solo con llegar al puerto de Ko Phi Phi uno se da cuenta que quiere irse de allí. A 99 grados de temperatura a la sombra, con la humedad que puede haber en una isla, y las mochilas que a cada paso que das sientes que un tailandés se monta encima, lo único que queríamos era llegar al Guest House que previamente por Internet habíamos reservado (opción nada aconsejable). El dichoso bungalow estaba en Mordor, y no creo que Frodo y su colega el pies peludo sufrieran lo que nosotros para llegar hasta aquella cima de la única colina de la isla de Ko phi phi.

Por fin, asentados en nuestro bungalow con vistas a un pantano artificial seco (con un plástico negro enorme en el fondo). Decidimos salir, ir a las playas que tan famosas eran. Para llegar allí habíamos de atravesar todo un entresijo de calles estrechas colocadas sin orden lógico alguno. Literalmente era como pasear por un parque temático, donde el tema era, sajar al turista. El lugar estaba plagado de agencias de viajes, pequeños restaurantes en los que los dueños en una amplia mayoría eran regentados por occidentales (flipados niños de papá que se van a vivir a la isla para hacer surf, buceo y fumar porros…) en fin, mi nivel de tolerancia en este lugar iba decreciendo, casi rozando el punto cero. Aún así continuábamos con la esperanza que la playa fuera increíble. Y definitivamente lo fue, no podíamos creer que hubiésemos pagado por llegar allí. La playa más sucia que me he metido nunca, comparable a las turbias y verdes aguas del Ganges (India).

Más tarde tuvimos la genial idea de alquilar un Kayak, la mejor idea hasta entonces. Alcanzamos remando, palada tras palada, lo que por fin buscábamos. La playa. Aguas cristalinas, centenares de peces, y la arena más blanca que jamás he visto. Por un par de horas se nos olvidó todo lo negativo visto hasta entonces, recobrando la positividad perdida. Al caer el sol, volvimos a nuestro parque temático, y sin pensarlo 2 veces, al día siguiente pusimos rumbo a nuestro siguiente destino; La isla de Ko Lanta. Y es desde aquí desde donde escribo, y aunque en otro post contemos más sobre esta acogedora isla del mar de Andamán, adelantar que este lugar responde a todas las necesidades que un turista puede desear o necesitar, y lo hace con sobresaliente.

Un abrazo a todos, y mil gracias por perder el tiempo leyendo nuestras experiencias. Hasta pronto… y abrigaos que leo que hace frío por allí.

Javi

7 comentarios

  1. chavalin menos lamentos que veo que rapidamente olvidamos las increibles tardes en el starbucks

    me repito nuevamente
    CACHO VIAJE QUE OS ESTAIS MARCANDO, PUTITAS…


  2. ufff… voy a tener que dejar de leer esto ehh, mi depresion va en aumento!!!
    yo ya tengo depresion de por si, pero leer esto la magnifica😦 !!!

    disfrutes vosotros que podeis !!!

    besos


  3. me alegra tanto q las penitas ahi se os olviden tan prontito, un par de pasitos y solucionado el problema, me alegro mucho!!

    como tambien me alegro pq ya recibi el regalito q me ha mandado mi hermano por mi cumple, fran, me encanta mil gracias!!!!!!!!!TQM

    pasarlo super super y besazossssssssss


  4. OYEEEEEEEEE que regalito😦


  5. QUE BIEN ESTAY A UN QUE SUFRIS ALGUNAS VECES.LAS FOTOS SON GUAPISIMAS,PERO TE HACES POCAS.HASTA PRONTO GUAPO,BESOSSSSS


  6. lokkaaaa!! ya sabes cual esssss!!!

    ja,ja,ja,


  7. Ahora si, ahora si que me habeis tocado la moral: UN KAAAJAK?! La busqueda de la playa perfecta?! y encontrarla?! Definitivamente levantarse del sofa y con 2xxx pegarte el viaje de tu vida, NO TIENE PRECIO.¡Enhorabuena y seguid disfrutando!

    Un beso Javitang y Frangarto, me parto.



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: